4 de marzo de 2014

Los cipreses calvos que encontré en el pantano

Originaria del sudeste de los Estados Unidos, esta especie de conífera recibe el nombre científico de Taxodium distichum dado el parecido de sus hojas con las del tejo (género Taxus). Comúnmente suele conocerse como ciprés calvo, ya que su hoja es caduca, o también como ciprés de los pantanos, puesto que para su óptimo desarrollo requiere una alta humedad y suelos con inundaciones periódicas. En su hábitat de origen, y en las condiciones ideales pueden encontrarse majestuosos ejemplares que superan los 40 metros de altura.

Peluca de verano


Estos que veis aquí habitan en el Etang de la Roche, en la población francesa de Saint Baudille de la Tour (Departamento Isère, Región Rhône-Alpes) y las fotos son de mediados de septiembre, cuando el nivel de agua del pantano estaba lo suficientemente bajo como para permitir que me adentrara entre algunos de estos escultóricos troncos para tomar alguna foto de cerca.

                    Elefantes



Pandora



                    Musgorrizas


Una de las características más curiosas de esta especie la muestran los ejemplares que viven en hábitats inundables, en los que la cantidad de oxígeno disponible para ser captado por las raíces es muy limitada. Se trata de unas protuberancias en sus raíces, llamadas pneumatóforos, capaces de captar oxígeno del aire ayudando así a la respiración de la parte sumergida del árbol. Los pneumatóforos crecen en el sentido opuesto al habitual, es decir, hacia arriba (geotropismo negativo), sobresaliendo por encima de la superficie del agua.

                    Pneumatoforito
 

Se dice que esta adaptación podía tener también cierta función estructural, de estabilización y anclaje de la planta al suelo.

Lo que creo que hasta ahora nadie imaginaba es que existe otra función aún por estudiar pero que sin duda un animalillo de esta zona ha sabido aprovechar a la perfección; sólo hay que ver el nido que algún okupa se ha agenciado en esta enorme protuberancia radical mientras el nivel del agua aún se lo permitía.

                    Oxigenidor
 

Pero para ver imágenes mucho más impresionantes de esta especie en su hábitat de origen, os recomiendo que os paséis por esta entrada del blog "Diario de un Copépodo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu pisada...